Challenge: un mes sin alcohol

Hola, chicos. Hoy llegamos con un reto al que esperamos que todos os suméis: un mes sin probar ni una gota de alcohol. ¿Te atreves a dejar las cañas de la cantina, los vinitos en la terraza, los cubatas de los fines de semana y los vermuts al sol durante 30 días?

Lo hicieron

Dos miembros de esta comunidad lo probaron y nos explicaron los beneficios de ignorar el alcohol por unas semanas. El planteamiento era ver qué cambios experimentaba su cuerpo a nivel de peso y, en general, de salud. Lo que no esperaban era que este reto fuera a ser tan incompatible con sus vidas sociales, así que se permitieron alguna cerveza sin alcohol en los eventos sociales en los que participaron para no sentirse tan excluidos. Por cierto, para beber una cerveza sin alcohol tienes que pedir una “0,0”, ya que la “sin”, paradójicamente, contiene algo de alcohol. Otra cosa: el vino sin alcohol no es recomendable…

cerveza sin alcohol reto

Foto de thedrinksreport.com

A prueba

El challenge de un mes sin alcohol fue coherentemente acompañado de vida sana en general. Una alimentación equilibrada y ejercicio a diario. Eso se tradujo en evitar, a parte de la bebida, la comida. En muchas ocasiones, tuvieron que declinar suculentas tapas, noches de pizzas y cenas “guarras”.

Las conclusiones de un duro mes lleno de pequeños esfuerzos “0,0” son las siguientes. Nuestros valientes se sintieron más ligeros al final de estos 30 días y, en efecto, la báscula lo confirmó. 2 y 1,5 kilos menos, respectivamente. A nivel psicológico, el orgullo de haber sido capaz de completar un reto y además obtener beneficios positivos del mismo es indescriptible. Subidón. Por otra parte, no es que tuvieran unas ganas locas de volver a beber después de este mes, sino que siguieron cultivando una vida sana con unas premisas un poco más laxas (hola de nuevo, tapas y cañas). Ni tan mal.

¿Te animas?